Ayudamos al cliente a diseñar una estrategia de comunicación y a establecer unos objetivos y un plan para lograrlos.

En función de éste definimos la imagen que vamos a proyectar, el enfoque de cara a los medios, las herramientas, los recursos, etc.

Analizando la situación comunicacional del cliente y de la competencia podremos elaborar un proyecto de comunicación de calidad y con presencia entre el público, pero con una meta clara y una línea a seguir.